Download E-books La hojarasca (Spanish Edition) PDF

Con La hojarasca nació Macondo, esa población cercana a l. a. costa atlántica colombiana que se ha convertido en uno de los grandes mitos de l. a. literatura common. En él transcurre los angeles historia de un entierro imposible. Ha muerto un personaje extraño, un antiguo médico odiado por el pueblo. Un viejo coronel retirado, para cumplir una promesa, se ha empeñado en enterrarle frente a los angeles oposición de todo el poblado y sus autoridades. Como en una tragedia griega, el viejo coronel, su hija y su nieto van a cumplir l. a. ominosa tarea. los angeles acción, compuesta por l. a. descripción de los preparativos para el entierro —una media hora— y los recuerdos de un cuarto de siglo de los angeles historia de Macondo, se narra a través de los pensamientos de estos tres personajes.

Show description

Read Online or Download La hojarasca (Spanish Edition) PDF

Similar Literature books

The Dixon Cornbelt League, and Other Baseball Stories

A suite of ghostly baseball tales by means of the writer of Shoeless Joe, the root for the movie box of goals, depicts a mystical, mystical universe the place the nationwide hobby is consistently in season. 35,000 first printing. $25,000 ad/promo. journey.

Slingshot: A Spycatcher Novel (Spycatcher Novels)

Matthew Dunn makes use of his adventure as a former MI6 box officer to deliver transfixing realism to Slingshot, his 3rd Spycatcher novel that includes Will Cochrane—MI6’s, and now the CIA’s, such a lot prized asset and deadliest weapon. In Slingshot, Cochrane is ordered to get better a mysterious rfile stolen through a Russian overseas Intelligence carrier (SRV) traitor operating for a former high-ranking East German Stasi officer.

Codex

Approximately to leave on his first holiday in years, Edward Wozny, a hotshot younger funding banker, is shipped to aid one in all his firm's most crucial and mysterious consumers. His job is to look their library stacks for a necessary medieval codex, a treasure stored sealed away for a few years and for lots of purposes.

Additional info for La hojarasca (Spanish Edition)

Show sample text content

Lo desborda l. a. claridad del patio. Aquí veo sus ojos turbados, su sonrisa que no corresponde a los angeles expresión de su mirada. Oigo su voz que cube: �Coronel, esto podríamos arreglarlo de otro modo. » Y yo, sin darle tiempo a terminar, le digo: �Cuánto. » Y entonces se convierte en un hombre perfectamente distinto. Meme había traído un plato con dulce y dos panecillos de sal, de los que aprendió a hacer con mi madre. El reloj había dado las nueve. Meme estaba sentada frente a mí, en l. a. trastienda, y comía con desgano, como si el dulce y los panecillos no fueran sino una coyuntura para asegurar los angeles visita. Yo lo entendía así y l. a. dejaba perderse en sus laberintos, hundirse en el pasado con ese entusiasmo nostálgico y triste que l. a. hacía aparecer, a los angeles luz del mechero que se consumía en el mostrador, mucho más ajada y envejecida que el día que entró a l. a. iglesia con el sombrero y los tacones altos. period evidente que aquella noche Meme tenía deseos de recordar. Y mientras lo hacía, se tenía l. a. impresión de que durante los años anteriores se había mantenido parada en una sola edad estática y sin tiempo y que aquella noche, al recordar, ponía otra vez en movimiento su tiempo own y empezaba a padecer su largamente postergado proceso de envejecimiento. Meme estaba derecha y sombría, hablando de aquel pintoresco esplendor feudal de nuestra familia en los últimos años del siglo anterior, antes de l. a. guerra grande. Meme recordaba a mi madre. los angeles checklistó esa noche en que yo venía de l. a. iglesia y me dijo con su airecillo burlón y un poco irónico: �Chabela, te vas a casar y no me habías dicho nada. » Eso fue precisamente en los días en que yo había deseado a mi madre y procuraba regresarla con mayor fuerza a mi memoria. �Era el vivo retrato tuyo», dijo. Y yo le creía realmente. Yo estaba sentada frente a l. a. india que hablaba con un acento mezclado de precisión y vaguedad, como si hubiera mucho de increíble leyenda en lo que recordaba, pero como si lo recordara de buena fe y hasta con el convencimiento de que el transcurso del tiempo había convertido l. a. leyenda en una realidad remota, pero difícilmente olvidable. Me habló del viaje de mis padres durante los angeles guerra, de los angeles áspera peregrinación que habría de concluir con el establecimiento en Macondo. Mis padres huían de los azares de l. a. guerra y buscaban un recodo próspero y tranquilo donde sentar sus reales y oyeron hablar del becerro de oro y vinieron a buscarlo en lo que entonces period un pueblo en formación, fundado por varias familias refugiadas, cuyos miembros se esmeraban tanto en los angeles conservación de sus tradiciones y en las prácticas religiosas como en el engorde de sus cerdos. Macondo fue para mis padres los angeles tierra prometida, l. a. paz y el Vellocino. Aquí encontraron el sitio apropiado para reconstruir l. a. casa que pocos años después sería una mansión rural, con tres caballerizas y dos cuartos para los huéspedes. Meme recordaba los detalles sin arrepentimiento y hablaba de las cosas más extravagantes con un irreprimible deseo de vivirlas de nuevo o con el dolor que le proporcionaba los angeles evidencia de que no las volvería a vivir.

Rated 4.50 of 5 – based on 12 votes